Valoración del programa 30minuts de TV3

Ayer, domingo 10 de abril, se emitió por televisión el reportaje “Trànsit, menors transsexuals” (tránsito, menores transexuales). Este reportaje, en que se han mostrado las experiencias de cinco personas trans de distintas edades junto a la experiencia de sus familias y la explicación dada por psiquiatras de“fenómeno trans” desde un punto de vista biológico, ha superado el anterior récord de audiencia del programa y ha causado mucha polémica dentro de la comunidad trans principalmente por dos motivos: por un lado, por excluir a personas trans no binarias con las que habían contactado (más concretamente, a tres integrantes de Joves Trans Barcelona) con la excusa de la duración del programa y, por el otro, por la visión patologizante que da de lo que significa ser trans.

 Desde el domingo por la mañana hasta después de la emisión del programa (que empezaba a las 22.00h) y viendo los avances que se dieron desde TV3, se estuvo haciendo difusión de un texto explicando lo ocurrido en relación a la entrevista suprimida del programa y denunciando la falta de diversidad que éste mostraría a su audiencia. El objetivo desde buen principio fue la visibilización de la diversidad que el reportaje no iba a mostrar.

 Una vez finalizado el programa, se subió desde el colectivo Joves Trans Barcelona el vídeo
manifiesto “Què passa amb  #MenorsTransTV3?” (¿Qué pasa con menores trans TV3?)  denunciando lo ocurrido.

Además, durante el programa, muchas personas trans nos dimos cuenta de que el resultado sería aún peor de lo que esperábamos. Pese a haber contactado con Trànsit (servicio público y gratuito de información y asesoría a las personas trans en Barcelona), solamente aparecieron representantes de la UIG (Unidad de identidad de género, anteriormente Unidad de trastornos por identidad de género) que explicaron que las personas trans sufrimos una anomalía durante la gestación que provoca que nuestro sexo cerebral no concuerde con nuestro sexo corporal.

Esta teoría patologizante, ampliamente rechazada por la mayor parte de la comunidad trans, no fue contrastada en ningún momento por teorías sociales que explican el género y las identidades trans de forma mucho más inclusiva. Realmente, ambos errores del programa están estrechamente relacionados, puesto que la visión dada en la entrevista suprimida no habría encajado con la explicación biologicista dada en el reportaje.

Es más, las identidades de las personas entrevistadas no entran en la definición patologizante de la identidad trans, puesto que las tres nos encontramos fuera del binario hombre-mujer occidental y no todas sentimos disconformidad con nuestro cuerpo. Así, el programa muestra solamente a personas trans binarias (dos chicos y tres chicas) muy normativas y elimina a las que se salen de la norma del género y del rol.

Por último, creo importante mencionar lo que busca este reportaje en todo momento: poner las cosas fáciles a le espectadore, explicar historias positivas con las que es fácil empatizar. Se ha priorizado lo que las familias necesitaban oír a lo que las personas trans queríamos decir.

Firmado: Noa, miembro de Joves Trans Barcelona y de ATCUES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s